Piel humana fabricada en por una impresora 3D

Un prototipo de bioimpresora 3D capaz de crear piel humana totalmente funcional, apta para ser usada en investigación.

Piel sintética

Una de las ventajas de este prototipo es que se fabrica la piel de una forma automatizada y estandarizada, con lo que se mejora la reproducibilidad del proceso0 Además, también hace posible que se abaraten significativamente los costes de producción. A mayor escala y de una forma más automatizada, la bioimpresora permite replicar la estructura natural de la piel, con una capa externa, la epidermis, junto a otra más profunda, la dermis.

Las glándulas sebáceas presentes en la piel, así como otras estructuras, no son todavía impresas, pero se está trabajando en ello. La bioimpresora puede producir piel autóloga, es decir, creada a partir de células del propio paciente o alogénica, que se fabrica a partir de bancos de células o donantes y que es la más indicada para probar productos químicos, fármacos o cosméticos