Impresora 3D profesional de escritorio

Lo primero, decir que es una máquina profesional con un volumen de 152 X 152 X 158 mm. Viene completamente ensamblada y no es necesario ninguna calibración, ya que la máquina se autonivela automáticamente antes de comenzar cada una de las impresiones, con su sistema de Autolevel en las 4 esquinas y un sistema de limpieza de la boquilla.

Cuya principal diferencia es que cambia el ventilador pequeñito y se ve en el cabezal del fusor hexagonal por uno de 40mm. Su estructura es de acero pintado en negro a diferencia del aluminio extruido. En cuanto al control de la máquina, estamos obligados a controlarla mediante un USB conectada a un ordenador, que tiene que estar permanentemente encendido durante la impresión.

El filamento que requiere esta máquina de de 285 mm o  3mm. No quiere decir, que se pierda calidad por ser mayor que el de 175 mm. Ya que lo que realmente da la calidad es la boquilla y no el diámetro del filamento.

El interruptor de encendido y la conexión USB, se encuentra en la parte delantera de la máquina, para un mayor acceso o una mayor facilidad de acceso y solo la conexión de corriente se encuentra en la parte trasera. Las varillas, husillos y rodamientos son de gran calidad, empleando en todas las máquinas rodamientos igus, para reducir el ruido.